Salud sin riesgo

La pandemia COVID19 está poniendo de manifiesto la importancia de contar con sistemas sanitarios cohesionados, coordinados, interconectados y equipados de todas las herramientas y medios necesarios para hacer frente a enfermedades comunes, más o menos graves, y con más o menos riesgo para la vida de las personas. Ya he manifestado en “Valor y precio, lecciones del COVID19”, algunos de estos aspectos, como por ejemplo, la importancia de poseer una política más estratégica y efectiva en Prevención y Salud Pública.  

El COVID19 está poniendo en riesgo, no sólo la salud pública a nivel global, sino que además va a provocar una crisis sin precedentes desde el punto de vista social y económico, en donde se producirá una gran fractura entre la ola de la economía global y digital, respecto a los sectores y/o áreas de negocio que no se han subido aún a esa ola. De hecho creo que estamos en el septiembre más global y digital de la historia.

Uno de los comentarios que suelo compartir entre mi entorno más cercano, es la recomendación de ayudar a cuidar de la salud física y mental de los que tenemos más cerca. Da igual que estemos hablando de personas sanas, de pacientes que ya estaban diagnosticados de otras patologías, de su edad (debemos de estar tan pendientes de nuestros mayores, como de los más pequeños) o de colectivos y comunidades de personas con discapacidades… El COVID19 está influyendo y modificando hasta tal punto, hábitos y costumbres que teníamos tan interiorizados, que debemos de estar en ALERTA con los nuestros, para cuidar de manera adecuada de nuestra salud física y mental.

Dentro de los colectivos y comunidades de personas con discapacidades, soy especialmente sensible con la comunidad de personas sordas. Hace más de 20 años, que conozco a Iker Sertucha.

De hecho Iker, hace tiempo que pertenece a esa familia- que uno sí va escogiendo a lo largo de su vida- pero lo cierto es que de manera totalmente neutral y objetiva, tengo que reconocer que está realizando un trabajo increíble, al frente de la comunidad de personas que representa, logrando constantemente hitos y mejoras para garantizar y asegurar la total integración de las personas sordas en la sociedad, a todos los niveles.

Hoy, 26 de septiembre, es el día Internacional de las personas sordas, y la FAPXG (Federación de Asociaciones de Personas Sordas de Galicia) presidida por Iker, está reivindicando una atención sanitaria accesible para las personas sordas, especialmente complicada en tiempos de pandemia COVID19, donde la obligatoriedad del uso de la mascarilla, dificulta todavía más la comunicación para este colectivo, ante la imposibilidad por ejemplo, de poder leer los labios de su interlocutor, cuando la lengua de signos no es efectiva.

Vaya desde aquí mi pequeño apoyo para toda la comunidad de personas sordas, de la que también me siento parte.

#SaludSinRiesgo



Fuentes:

Vídeo: FAPXG (Federación de Asociaciones de Personas Sordas de Galicia)

La Voz de Galicia.

Blog de Jose A Vidal.